Mejora del sabor

¡Mejorar el sabor, un reto cada vez mayor!

Aunque los consumidores de hoy toman en cuenta nuevos criterios al momento de comprar comida, el sabor sigue siendo uno de los más importantes. Seguramente, el sabor no puede descuidarse. En lo que toca mejorar el sabor, la industria alimentaria se encuentra frente a muchos desafíos, los cuales requieren una gran experiencia. Tienen que responder a las expectativas del consumidor final, así proporcionando notas aromáticas específicas, o aumentando la suntuosidad general de una aplicación alimentaria o manteniendo un sabor apetecible y reduciendo algunos ingredientes como el azúcar o la sal.

El sabor, un sentido multifactorial

El sabor y los aromas son el resultado de lo que percibimos con la lengua y la nariz al momento de comer o beber. Ambos envían una información al cerebro, que analiza los datos recibidos, ayudándonos a caracterizar lo que comemos.

 

Se conocen cinco sabores básicos: salado, dulce, amargo, ácido y umami. Cada uno está relacionado a una molécula de referencia. Los cuatro primeros sehan conocido y descrito durante siglos. El sabor umami, sin embargo, fue descubierto en el 1908 por un investigador japonés mientras tomaba un “caldo dash”, un caldo tradicional hecho de algas Kombu. No se reconoció científicamente como el quinto sabor hasta los años ochenta. Umami se traduce literalmente como «sabroso» en japonés y se refiere a un sabor largo en boca que estimula la salivación.

En este mismo ámbito se ha descubierto recién un nuevo concepto de sabor que es elkokumi. El kokumi hace referenciaa una cocina hecha a fuego lento o a una cocina casera. Se describe habitualmente como una sensación «intensa», que brinda «redondez en boca»y «untuosidad».

 

El sabor y los aromas son complejos de describir y mejorarlos requiere una verdadera experiencia. Los expertos han dividido el sabor en tres bloques:

  • Las notas base, que funcionan como los fundamentos del perfil de sabor global
  •  Las notas específicas, que caracterizan la receta
  • Las notas altas, que son los aromas que aparecen claramente al principio y se disipan rápidamente luego.

 

Los matices umami y kokumi realzan todos los demás sabores y aromas y destacan el perfil aromático del producto.

La fuerte competencia de Biospringer es mejorar el sabor

De por su constitución natural compleja, el extracto de levadura es una herramienta increíble. Permite crear perfiles de sabor completos, sobre todo destacando algunas notas aromáticas. También se utiliza para reducir y hasta eliminar ingredientes específicos, para propósitos de nutrición o de etiquetado limpio.

Nuestros expertos culinarios y sensoriales le ayudan a especificar sus necesidades y seleccionar los ingredientes adecuados en las dosis adecuadas, buscandosiempre la mejora del sabor.

Nuestra gama de productos de levadura permite lo siguiente:

  • Realzar el sabor: nuestras gamas de extracto de levadura base son naturalmente ricos en componentes que brindan sabor. Springaline®, Springalys®, Springer® standard y Springer® 1000 tienen múltiples propiedades que intensifican el sabor.
  • Aportar intensidad: el contenido natural en nucleótidos de nuestra gama Springer® 2000 proporciona un sabor umami. Aumenta el impacto del sabor y crea un efecto duradero. Además, resulta muy útil para otras funcionalidades, como reducirla sal o cubrir notas desagradables.
  • Aumentar la untuosidad: Springer® 4000 aporta a sus aplicaciones alimentarias aromas profundos e intensos.
  • Crear una firma: nuestra gama Springarom® brinda notas aromáticas específicas y diversas, como notas de carne, notas vegetales o notas de queso.

¿Quieres saber más sobre nuestra experiencia en mejora del sabor?